jueves, 21 de junio de 2018

Gracias Machir












Gracias Machir por re insertarnos al mundo, no era consciente ni mis hijos, de lo aislados que estábamos, de las bondades que nos estábamos perdiendo, como la de Israel, Inglaterra o Estados Unidos, que ahora nos ven como iguales.
Gracias Machir, por tu lucha, por hacernos conscientes de nuestra condición de inferiores. De que somos pobres y es desde allí, desde donde debemos ubicarnos ante ustedes, los hombres bien.
Gracias Machir, por abrirnos los ojos, por hacernos dar cuenta que nos nos correspondía calentarnos en invierno, calefaccionarnos en verano, irnos de vacaciones o salir a comer afuera. Menos educarnos, vestirnos y comer lo que necesitábamos.
Gracias Machir por elegir por nosotros, a quien debemos escuchar, quienes nos deben informar, gracias por sacarnos de encima a aquellos que hablan mal de ustedes y nos quieren confundir con sus mentiras.
Gracias Machir, por presentarnos a tus amigos, a tus socios, que saben mucho de negocios y oportunidades, que no van a robar porque ya son ricos y exitosos, y sé que lo mismo van a hacer con nuestro país como lo que hicieron con sus multinacionales.
Gracias Machir por vender Argentina, por los despidos de compatriotas, por los hospitales y escuelas cerradas, por ponerle fin al plan de la ARSAT, Conectar Igualdad, el plan Qunitas, la atención odontólogica, Atucha, INTA, INti, etc etc etc, porque eran gastos innecesarios que vaciaban nuestras riquezas materiales y humanas y llenaban de vagos ñoquis a nuestra querida patria.
Gracias Machir por abrirles las puertas a ejércitos extranjeros que con sus ayudas humanitarias nos brindarán seguridad y paz en tiempos de guerra.
Gracias Machir por tu humildad y tu grandeza quitando las pensiones a niños discapacitados, dándoles la lección del trabajo, que todo se puede, como ustedes, que todo lo consiguieron en base a mucho esfuerzo y sacrificio.
Gracias Machir por tu entereza, enfrentando a esos jubilados, que todos los meses pretenden ganar mucho más de lo que merecen, aunque se hayan roto el lomo toda una vida como ellos dicen, es bueno quitarle un poco de su sueldo, para que aprendan que de la torta ustedes deben llevarse la mayor parte, porque los sacrificios pasados nada valen, solo el presente y ustedes son el ejemplo.
Gracias Machir por enseñarnos la diferencia de la educación privada de calidad y el infortunio de los que caímos en la escuela pública. Por fin pudimos ver desde donde vienen ustedes, tan cultos, tan honestos, tan altruistas.
Gracias Machir por tanto, podría estar todo un día escribiendo y agradeciendo todo lo que nos has dado estos últimos 2 años. Vivíamos engañados, vivíamos una mentira.
Gracias por tanta verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario