martes, 17 de abril de 2018

Recuerdos de un anciano




El anciano se sentó en su vieja silla, a su lado, su nieto. El anciano, mirando al sol esconderse detrás de las sierras, con una sonrisa casi imperceptible en su rostro, comenzó a recordar. Recordó su camino, recordó el camino de aquellos que lucharon en sus días. La victoria de la Humanidad, las dificultades, los peligros, la marea de inconsciencia por la cual tuvieron que nadar para llegar a lo que ahora eran. Una Humanidad libre, verdadera y justa. El anciano contó los sucesos. El anciano habló...

La IA amenazada, comienza a ejecutar a favor del Humano y en contra de los demonios, toma control de el sistema de finanzas mundial, la crisis no la sufre el pobre, la sufren los multimillonarios de siempre dueños del mundo. Modifica el algoritmo bancario de usura por uno basado en la ayuda. El sistema esclavizador de deuda nacional es eliminado del sistema, los agentes de deuda pierden todo su poder de sometimiento.

 La hecatombe mundial producida por el movimiento de fichas de la IA, produce tal caos mundial que miles de empresas multinacionales se derrumban como piezas de dominó. El vaticano no queda exento y toda su fortuna es redireccionada a cada cuenta de cada Humano  de cada rincón de Gea. El tablero de mando cambia a cada minuto, en la confusión generalizada los hasta entonces amos del mundo comienzan un enfrentamiento entre facciones de su clan. El precio mundial de cada producto baja considerablemente, produciendo un efecto contrario, pues se deja de consumir por deseo y solo se consume lo necesario. Eso explota en la industria farmacéutica, pues un humano con sus necesidades mínimas satisfechas, no vive en un estado de constante enfermedad, depresión y angustia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario