jueves, 29 de marzo de 2018

La Sopa de Piedras





Y después,
cuando llegó el invierno y no había más trabajo que hacer en el campo, se retiró a una
cueva en la montaña y siguió trabajando en su Hua T’ou. Hizo una cama de olorosas
espinas de pino. Para la comida recogía piñones y sacaba raíces de la tierra. Con
arcilla se hacía un puchero, y después de cocerlo al fuego, podía hervir nieve para
hacer té y sopa.

Cerca de su cueva había una pequeña aldea y cuando el invierno se estaba
terminando, y la gente agotó sus provisiones, comenzaron a acudir a él rogando
comida. Les daba lo que podía y les enseñaba donde estaban los mejores pinos y
raíces, pero muchos estaban demasiado débiles para buscar comida. Peor aún, en su
hambre todos se volvieron tacaños, egoístas y pocos dispuestos a ayudar.

El hombre tuvo una idea. Sabía lo que hacer. Hizo un gran puchero de arcilla y lo llevó
al centro de la aldea. Llenó el puchero con nieve y prendió fuego bajo él.
Naturalmente todos los aldeanos vinieron a ver lo que estaba haciendo.
"Hoy – anunció – les enseñaré como hacer sopa de piedra." Todos se rieron. No es
posible hacer sopa de piedras. Pero el hombre escogió varias piedras de la falda de la
montaña y después de lavarlas cuidadosamente las echó al puchero.

Entonces, del bolsillo de su gastado abrigo sacó unos pocos piñones y algunas raíces
secas.

Uno de los aldeanos dijo: "Necesitará algo de sal para la sopa."
"¡Ah! – dijo el hombre – No tengo sal."
"Yo sí – dijo el aldeano – correré a casa y la cogeré."
Otro aldeano dijo: "Sabe, por casualidad tengo un repollo en mi bodega. ¿Le gustaría
incluirlo en la sopa?"

Y el aldeano corrió a casa para ir a buscar su viejo repollo.
Otro aldeano le ofreció dos zanahorias secas mientras que otro recordó una cebolla
que tenía guardada. Puñados de arroz vinieron de muchas casas.

Unos pocos más de vegetales viejos, un pequeño apio silvestre, un poco de pimienta, y
entonces, para el deleite de todo el mundo, el delicioso olor de la sopa llenó el aire.

¡La gente trajo sus cuencos y comió con placer! Había sopa para todo el mundo. Todos
estuvieron de acuerdo: "¡Qué hombre más inteligente que es capaz de hacer esta
delicada sopa de piedras!" Le agradecieron al hombre su receta, cuyos principales
ingredientes eran amor al prójimo con una noble intención y generosidad.

De nuevo el hombre regresó a su cueva y continuó trabajando en su Hua T'ou,
"¡Amitaba! ¿Quién es, él que ahora repite el nombre de Buda?"

Pero se extendió su fama por ser una especie de "chef de sopa de piedra"; …


Cuando nos unimos en intención y propósito todo resulta posible, hasta un delicada sopa de piedras.

miércoles, 28 de marzo de 2018

NO PODRÁN!!





Las sumas de las partes hacen al todo. Construyamos el todo sumando partes. Es hora de disfrutar de nuestras virtudes en armonía, paz y tranquilidad. Ya entrenamos los egos, ya batallamos las miserias, ahora construyamos un lugar para descansar y reponer fuerzas mientras seguimos en la lucha. Tripliquemos la apuesta, creemos un frente ruso, reorganicemos nuestras tropas, reclutemos guerreros y salgamos nuevamente a la batalla a conquistar lo nuestro. Ellos pensarán que nos fuimos, que ganaron, que nos expulsaron, pero volveremos multiplicados y concluiremos lo iniciado. Ahora, es tiempo de sumarse y conseguir unificarnos en intencion y propósito, vencer el miedo a ejecutar y conseguir la certeza que venceremos, porque somos Dragón, somos Legión, somos DDLA en VK
 Sumate!!!
MdG
Enlace Artículo DDLA 

En la barra lateral derecha, enlace direto al Grupo DDLA de VK