miércoles, 25 de enero de 2017

Los Dragones



La sombra oscureció la tierra.
Los pájaros se enredaron en las ramas, apresurados buscando refugio. Todos se olvidaron de cantar. Los animales se escondieron en sus cuevas y los peces se sumergieron hasta lo más profundo de los ríos. Los hombres, los únicos que no sabían qué hacer, se cubrieron las cabezas y las ropas con cenizas y se arrodillaron pidiendo perdón por sus pecados.

Del otro lado del mundo también una sombra oscureció la Tierra.

Los pájaros cantaron sus mejores canciones convencidos de que había llegado la primavera, los animales salieron de sus cuevas y corretearon, alegres, por los campos, porque había llegado el tiempo del amor. Y los peces de las profundidades se asomaron a la superficie de las aguas para recibir los beneficios de la gran sombra. Los Hombres abrieron las puertas de sus casas, elevaron los ojos y se inclinaron en un saludo de alegría.

En las dos puntas del mundo había aparecido un Dragón.




Artículo recomendado: La Oscuridad

No hay comentarios:

Publicar un comentario