lunes, 15 de agosto de 2011

¿Quién es el pobre?



Un día de verano, un padre estaba en su cama pensando a dónde llevar a su hijo y decidió llevarle al campo a una casa de una gente humilde, para que viera cómo es vivir allí y lo que tienen los humildes campesinos. Se pasaron un día entero y al día siguiente, mientras volvían en su carruaje el padre le preguntó a su hijo.

-¿Te gustó el viaje que hemos hecho?

-Me encantó, padre. Todo es precioso, la naturaleza, los pájaros...¡todo!

-Pero lo importante es si has aprendido lo pobre que puede llegar a ser la gente.

-Sí, por suerte o desgracia.

-Y...¿qué has sacado de todo?

-Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen cuatro, que nosotros tenemos lámparas que vienen de Italia y ellos tienen las estrellas, que nosotros tenemos una valla que limita nuestro jardín y ellos tienen un riachuelo sin fin, que ellos se tienen, se quieren, hacen lo posible por ayudarse entre ellos y a nosotros nos lo hace un criado.

Después de todo ésto, el padre se quedó mudo, no sabía qué decir, no podía reaccionar, hasta que el hijo, mirándo por la ventana del carruaje, dijo:

-Gracias papá, por enseñarme lo pobres que somos. Muchas cosas nos rodean que son invisibles a nuestra vista, aprendamos a apreciar esas pequeñas cosas y aferrémonos a ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario